Tres buenas razones para no dudar de la existencia de Dios

Tres buenas razones para no dudar de la existencia de Dios

La ciencia se basa en investigación, quien no se decide a buscar, jamas hallará pruebas, hechos ni verdades. La falta de investigación solo conduce a una vida esclavizada a ideologías como el ateísmo, la ignorancia o las religiones. Dios es Espíritu. Él tiene atributos únicos y muy avanzados, el nivel donde Él habita y actúa es infinitamente superior a cualquier nivel humano, pero Dios nos ama, y Él se revela a aquellos dispuestos a dejar su orgullo y descubrir la verdad a través de la investigación. La oración es una manera efectiva de investigar la existencia de Dios, cuando nos decidimos a hablar con Él, escuchamos Su voz, sentimos Su presencia y vemos Su poder.

Quien investiga halla a Dios. Dios anhela que le conozcamos íntimamente, el orgullo en el corazón del ser humano es un destructor de la Ciencia, pues un “científico” orgulloso, jamás descubrirá más cosas, porque para llegar a nuevos niveles, indiscutiblemente se deberá atreverse a ir más allá de lo conocido y cómodo. Para encontrar a Dios se debe decidir dejar todo orgullo, ateísmo, filosofía antigua y religión; y como “niños” investigar todo con un corazón dispuesto a dejarse impactar por Dios. Descubrir que Dios es real es fácil, basta con hablar con Él y escucharás Su voz, sentirás Su presencia y verás cómo Su poder impacta al mundo. 

 

SU PALABRA ESCRITA Y HABLADA SIEMPRE SE CUMPLE

Toda profecía Bíblica se ha cumplido al pie de la letra. La exactitud de la palabra de Dios es impresionante bajo cualquier punto de vista, desde Génesis hasta Apocalipsis, la Biblia confirma que NO es “un libro antiguo inútil”, sino que es la majestuosidad del conocimiento puro, encerrado en palabras Divinas. Basta con investigar los acontecimientos mundiales diariamente, para confirmar que toda profecía se está cumpliendo a cabalidad, y montando el escenario para ver toda profecía pendiente, cumplirse. Los hechos internacionales muestran con claridad dos cosas: los efectos negativos de desobedecer la Palabra de Dios, y como toda profecía se está cumpliendo hoy en cada nación del mundo.

Quien acepta el reto de entregar su vida a Dios y dejarse guiar por Sus leyes sabias y mandamientos actuales, disfruta la consecuencia de comprobar la realidad de Su palabra hablada y escrita. La fuente más actualizada y fiable sobre ciencia, uso del dinero, conducta en sociedad, salud, política, relación de pareja, sexualidad, música, artes, tecnología y todo tema que afecta al ser humano hoy, es la Biblia. Sus consejos son infalibles, y nos enseñan claramente como diseñar un mundo sin virus, violencia, terremotos, soledad, escasez ni muerte. 

Igual ocurre cuando Él nos habla a través de la oración, sencillamente todo se cumple, toda Su palabra hablada, nos guía, advierte, corrige, sana, bendice, unje, capacita, transforma y sorprende, todo cuanto el Señor habla, se cumple, es así de sencillo, y todo aquel que ha pasado al nivel de la investigación y oración, puede confirmar esta extraordinaria verdad. 

 

LOS MILAGROS SIGUEN ALREDEDOR DEL MUNDO

El poder inaudito de Dios se muestra diariamente a todo aquel que Cree. La Fe nos permite dejar de ver todo como “imposible”, y nos da las estrategias para transformarlo todo en “posible”. La Fe restaura tres cosas: nuestra capacidad cerebral, nuestro nivel espiritual y nuestro poder Creativo perdido cuando desobedecimos a Dios en el paraíso. En palabras sencillas: la Fe en Dios nos permite experimentar milagros en el siglo 21.

Donde sea que se clama a Dios, Él responde. Donde se le busca, Él permite ser encontrado. En cualquier lugar donde haya un gramo de Fe, Dios mostrará Su poder.